Seguidores

jueves, 20 de mayo de 2010

Por que

HOLA!!!

ESPERO Y LES GUSTE ESA IMAGEN Y LA FRASE Q LES REGALO EL DIA DE HOY!!!
ESTA ESCRITA CON TODO EL CORAZON DE UNA PERSONA ENAMORADA Y ESA IMAGEN INSPIRADORA!!!

LAS QUIERO!!!

BYE!!!

LA TOSCANA FRANCESA



William Shakespeare dijo:
Mi Ángel.
Saber que el amor existe es como saber que los ángeles existen, así es cuando vi por primera vez a ese ángel que caía del cielo, me hizo recordar que en verdad nunca había amado a nadie, en ningún momento, tiempo o circunstancia, y miren que habían sido mucha las veces que según yo había amado.
Ese ángel volaba con la más hermosa gracia que había visto jamás, era como si la rosa más bella estuviera meciéndose en un prado donde el viento sopla fuerte y de un lado al otro. Y cundo paso a mi lado me recordó el más exquisito aroma de el vino más antiguo y añejo, era suave pero a la vez maduro y lleno de vida. Su figura era perfecta cada difumine, cada rasgo, cada curva, y esos ojos negros llenos de un brillo inigualable, la forma de sus labios era como la más fina de las cerezas.
Si definitivamente no me había enamorado nunca antes como ahora. Siempre veía ese hermoso ángel en el mismo lugar, tomando en la misma taza de café, y a la misma hora, pareciera como si nunca me tomara en cuenta pero yo sé que si pues ya que yo pasaba en la misma cafetería por un Americano Cargado, y tal vez me notaria aunque no sabía en verdad si así fuera. Tenía la costumbre de leer el periódico o más bien la revisa más famosa para chicas, la tenía tan bien memorizada que sabia cuantas cucharadas de azúcar quería y nunca le ponía leche a su café, no es que la vigilara o le quisiera ser daño pero es que ya hacía 3 años que nos envergaba la misma rutina y nunca le había hablado o tan siquiera dado una señal de que yo existiera.
A mis 30 años quien se podría fijar en mí, tenía un gran negocio de bienes raíces con un amigo y eran muy sólido y fructífero, hacia ejercicio, tenia buena alimentación y habían pasado por mí un sin fin de mujeres; claro pues un tipo que toma la mejor reserva de vino del 76 y cena todos los días en el “Lenuear” el mejor sitio de la ciudad como no conseguía conquistas de la más fina madera.
Aunque esa chica hacia que yo me estremeciera con cada mirada, y con cada gesto que hacía por las mañanas. Tenía que aceptar que esa chica hacia que cada uno de mis sentidos cobrara vida. Quería saber más de ella y de su vida pero jamás me atreví por miedo a rechazo, como lo leen miedo al rechazo y eso era algo absurdo para mí como un hombre de 30 años tenía miedo a una chica y al qué dirán, aunque tenía que aceptar que a sus 26 años la chica estaba bien conservada y como sabia su edad, pues porque me hice amigo del mesero que a diario la atendía.
Un día normal y corriente como de costumbre llegue a la cafetería por el Americano Cargado que siempre me acompañaba, esta vez había algo raro cuando me atendió Tomas. Esto fue algo muy fuera de lo habitual, o era que ya me había acostumbrado a verla a diario que ahora ya no podía vivir sin ella. Tal vez se había visto con su prometido porque me imagino que tendrá uno. Esa escultural belleza tenía que tener dueño y ahora esa rutina diaria que me hacia tener una sonrisa a diario se había borrado. Cuando de pronto escuche una melodiosa voz fuerte pero a la vez débil y llena de ternura y amor.
Cecilia- ¡buenos días!
Todos- ¡buenos días!
Era ella, había llegado yo acaso temprano o por primera vez en mi vida ella abría llegado tarde, no lo sé pero disfrute de esa melodiosa voz y de su cara que ahora cambiaba de lugar, ahora estaba sentada a un lado de mi en la barra.
Cecilia-¡buenos días! Creo que por primera vez en varios meses me has ganado o ¿me equivoco?
Martin- ¡buenos días! Si creo que así es, pero ¿Cómo te das cuenta? Quiero decir pareces una mujer que solo se concentra en lo suyo.
Cecilia-las apariencias engañan, dicen por ahí, además como no notarte si a diario bienes pides el mismo café de siempre, te quedas un rato observando quien entra y sale, y claro cómo olvidarlo eres fanático del New York Times.
Martin-¿Tan obsesionada estás conmigo? Jajajaja, es broma solo que pensé que te era indiferente, pero entonces tengo que admitir que te he visto en varias ocasiones y que tu sección favorita de las revistas son los test y claro el Moka Frappe con vainilla y un toque de chocolate es lo que todas las mañanas tomas.
Cecilia- patética ¿no lo crees?, aunque tengo que admitir que son buenos algunos de esos test te enseñan en verdad cuanto sabes de todo un poco.
Martin- ¿patética?, no jamás pensaría eso de ti, a menos que me dijeras que haces test de amor o para encontrar a tu media naranja ahí si te creería patética.
Cecilia-bueno creo que, no hago ese tipo de test aunque me encantaría encontrar a mi media naranja……
Y así fue como nos acercamos y nos conocimos el uno al otro, pasamos la hora del desayuno y Tomas nos preparo un rico almuerzo en el cual también compartimos, era increíble como compactábamos nos gustaba el cine, el teatro, la música clásica, y qué decir del café, era nuestra más fina marca.
Todo era maravilloso, pero al sonar mi celular la magia que nos envolvía se esfumo, regresamos a nuestra realidad, eran más de las 2 de la tarde y habíamos llegado a las 7:30, de que hablamos de negocios, ella tenía una empresa de banquetearía y era una de las más famosas, tenia estilo para todo, y más que nada estilo en hacerme temblar.
Esa tarde regresamos a nuestras labores como de costumbre nos despedimos y ahora intercambiamos teléfonos eso hacía que estuviera un paso más cerca de ella. Le platique todo esto a mi mejor amigo Lorenzo y él decía que jamás me arrepintiera y que ya tenía mucho tiempo enamorado de ella pero que no quería verlo o creerlo, ya que jamás me había enamorado de verdad, el era como mi padre y me conocía como su palma de la mano y decía que era yo su gran seguido aunque tampoco lo creyera.
Pasaron los meses de nuevo y ya éramos amigos, salamos recurrentemente al cine, al teatro, a cenar no estábamos conociendo. Ella tenía muchos años sin vivir junto a alguien de su familia así que se acostumbro a estar sola, su familia era de Francia, aunque ella siempre se crio por estos rumbos y se estableció aquí en New York. Y como lo dije su edad era 26 años, ella me conto que nunca se había enamorado así que no quería hacer nada interesante acerca de ese tipo de problema y desde ese momento dije: ella será mía y la hare la persona más feliz del mundo, se lo merece y me lo merezco yo. Aunque una tarde sin previo aviso solo me llamo para cancelar una cita que teníamos ya éramos demasiado unidos casi los mejores amigos y eso lo había logrado gracias a que me esforcé demasiado.
Cecilia- lo siento no puedo asistir así que lo dejamos para la otra.
Martin- ¿pero qué paso? Tienes algún evento o tienes trabajo.
Cecilia- no viajo en tres horas para Francia alguien importante de mi familia está muy enfermo así que viajare de inmediato.
Martin-¿Qué? Voy contigo
Cecilia- no Martin no te preocupes regresare en unos días me mantendré informada, por favor cuídate y gracias por todo.
Me colgó, y ya no me dijo mas le volví a llamar pero no me contestaba, así que empezó a dar vueltas por mi departamento y le llame a Lorenzo para pedirle un consejo.
Lorenzo- ¿y qué esperas hijo? Ve de inmediato con ella, no te preocupes por la empresa estará bien unos días en mis manos.
Así que no me dijo dos veces de inmediato hice una maleta con lo esencial y en el camino fui telefoneando al aeropuerto perdí el avión en donde ella iba el siguiente que Salí era en 2 horas era perfecto así que en el avión prendí mi lap y me puse a enviar e-mails al hotel y a buscarla ya que no sabía nada de Francia y mucho menos de su familia ya que solo habíamos mencionado lo esencial, el teléfono no lo contestaba ella ya estaba en Francia ya que mi avión salió con horas de diferencia.
Llegue y  me estaba esperando un chofer contratado por el mismo hotel para llevarme, llegue me instaló y saque todos los planos mapas e información de los lugares en donde podría estar pero era demasiado esfuerzo como encontraría a la mujer de mi vida en semejante ciudad no lo sabía solo sabía que estaba haciendo una gran locura de amor, eso me hizo recordar una frase de William Shakespeare que dijo: Si no recuerdas la más ligera locura en que el amor te hizo caer, no has amado....
Y yo estaba ahí buscando a mi amor era una gran locura ¿no lo creen?, así que llego mi cena era casi ya de madrugada y estaba exhausto, me quede dormido sin querer cuando escuche unos toquidos en la puerta fue cuando me percate de eso, de inmediato pensé que venían por la charola de la cena.
Me bañe, y me cambie de inmediato para salir a buscar a mi amada, recorrí cada punto que pensé en donde podía encontrarla inclusive llevaba una foto de ella que me había dado hacia unas semanas cuando estábamos en una cena en el Lenuear. Pero nada nadie sabía nada, nadie la había visto y ni siquiera en el aeropuerto sabían de ella.
Pasaron exactamente 4 días y mis esperanzas me habían abandonado, llame a Lorenzo y le explique pero él decía que siguiera insistiendo con la búsqueda que ya no iba a regresar, que esa información se la había dado una de las socias de la empresa, eso me desconcertó, ¿Por qué se había ido? ¿Por qué me habría dejado? ¿Por qué? Tal vez era yo el que me estaba haciendo ilusiones o tal vez pensé que podía estar con alguien pero en realidad ella solo me veía como un amigo. Eso me hacía sentirme el peor tonto de todos los hombres, que estúpido me ilusiones cual joven de secundaria, pero tenía que buscarla para que me dijera el por qué de su alejamiento.
Así fue cuando llegue a un pueblito muy lindo que estaba en el mapa pero que pocos conocían, todo el lugar estaba inundado de callecitas empedradas, que subían y bajaban y qué decir de las cafeterías, aquí haya en donde quiera así que me senté en una que se me hacia acogedora saque l mapa y pedí en esta ocasión un Moka Frappe eso me hizo recordad cada momento que pase con ella. Cuando caminamos bajo la lluvia, y aquel día en el parque y qué decir de las visitas al cine casi a diario.
Cuando termine de recordar toda esa aventura, estaba parado en un mirador observando lo que para mí era algo inigualable y maravilloso, gire la cabeza y había un letrero que decía: VISTA DE LA TOSCANA FRANCESA.
Mi pensamiento fue interrumpido por una frase con esa voz que me hacía temblar.
Cecilia- ¿así que estas admirando mi pueblo?
Voltee lentamente, era ella, lucia el hermoso vestido blanco que le regale de Chanel, y los zapatos de Prada del mismo tono, esta hermosa su cabello se lucia ante el aire que hacía.
Martin- ¡Dios, esto es un milagro! Gracias…
No dije mas y me abalance a darle un fuerte abrazo ella me lo recibió tan eufóricamente como se lo daba pero había algo en ella que cambio, estaba cambiada y no quería saber porque pero nos fuimos de nuevo hacia el cafecito que hacía unos momento había dejado.
Cecilia-¿qué haces aquí?, ¿Cuándo llegaste?
Martin- llegue hace 4 días después de que me colgaste te seguí.
Cecilia- 4 días Dios Santo, pero ¿por qué?
Martin- porque quería estar contigo y porque tenía algo que decirte hacía mucho tiempo pero tenía miedo.
Cecilia- y ¿Qué es eso que me quieres decir y no puede esperar a mi regreso?
Martin-te amo, desde hace tiempo que estoy enamorado de ti, pero tenía miedo a que no llenara tus expectativas.
Cecilia-yo también te amo y es por eso que me fui, no sabía lo que realmente sentía por ti, tenía un temor de que tu solo me tomaras como una amiga que no tuve el valor de seguirte viendo.
Le tome entre mis brazos y la estreche con tal fuerza pero yo quería más así que busque sus labios y mis labios los empezaron a saborear de tal manera como si comiera cerezas en esa ocasión nos veía la gran cantidad de turistas que ahí estaban en el café lo cuela sonrieron y suspiraron todos.
Martin- vámonos de aquí.
La tome de la mano y nos fuimos caminando por una pradera que estaba cerca de ese pueblito tan bonito, caminamos por horas ella me explico sus temores y nos juramos amor eterno.
Esa noche fui a conocer a toda su familia que vivía en una modesta casa junto a un lago llena de la esencia Toscana estaba hermosa, tenia 5 hermanos, sobrinos, cuñadas y cuñados y sus padres aun Vivian eso me hizo sentirme en familia como desde hacía mucho no sentía, las lagrimas me invadieron pero no me derrumbe no ante ese cálido recibimiento que me brindaron como si fuera uno más en su familia, así que no lo desaproveche y de inmediato entre en ambiente.
Ya era de muy tarde cuando volví a verla en mis brazos con una copa de vino en esta ocasión estábamos en el establo junto a hermosos caballos pura sangre que su padre tenía y que criaba con mucho amor.
Nos sentamos en un montón de paja que yacía en un lado del establo las estrellas estaban inundando el cielo y había una luna resplandeciente, los grillos susurraban a nuestros lados y el croar de las ranas en el tanque cerca del lago no paraban, ella se sentó aun lado de mi con esa copa que hacía unos momentos la tenia vacía pero ahora tenía otra más en la mano.
Admiramos la belleza del lugar y los dos sonreímos apenados y con culpas del uno al otro. Llego un momento en donde ya no podía mas quería tenerla más cerca y hacerla mía, la necesitaba como el satélite al planeta, simplemente la necesitaba. Se acerco un poco mas y nuestros rostros estaban tan juntos que casi se tocaban y mi instinto se abalanzo hacia ellos, mi lengua la saboreaba rosaba cada parte de su interior y sus labios mordían mis labios eso me fascino casi me vuelve loco y en ese momento la paja se amoldo a nuestros cuerpos nos fimos recostando poco a poco los dos ya necesitábamos de cada uno mis manos la difuminaban con mi tacto, y ella se memorizaba cada facción de mi rostro teníamos toda esa noche era par los dos.
Ella desabrocho los botones de mi camiza, yo me tope con uno de sus tirantes y lo fui bajando poco a poco ella se estremeció y pare de inmediato pero ella me guio con su mano para que siguiera y cuando ella había terminado de mi camiza, su mano rozo mi pecho desnudo. Cuando de repente escuchamos el relinchar de uno de los caballos y nos alerto de que alguien podrá vernos pero no nos importo seguimos en el acto y cuando los dos nos miramos ella estaba ya desnuda de arriba tenia la figura mas hermosa y espectacular que vi jamás, sus pechos eran firmes y bien torneados de inmediato me diriji para hacerlos mios y los bese, los mordisquee, y los masajeo mientras ella se ocupaba de el cinturón, el botón y el cierre de mis jeans. Los grillos seguían su susurro y las ranas, dejaron de cantar, la noche nos cobijaba con su manto las estrellas iluminaban nuestro posar y ella estaba mas segura que nunca, yyo por fin podía sacar todos los sentimientos llenos de amor hacia ella y hacia su alma.
De repente su vestido fue usado para que la paja no nos molestara y elacto fuera placentero estábamos desnudos en cuerpo y alma, cada contorno era mio, cada difumine la acariciaba de arriba hacia abajo y la besaba del cuello hasta sus mas intimos pliegues, ella solo podía excitarme con cada rose que sus maos y sus labios me daban, estaba tan excitado que necesitaba estar dentro de ella, la paja se nos movio de lujar e hizo que nos desplazaramos hacia el suelo pero sin dejarnos de acoger con la misma paja. Esto hizo que riéramos en complicidad y que sus piernas le dieran lugar a mi sexo erecto desde hacia ya rato.
Ella me tomo por las caderas dando pie a mi penetración, eso nos lleno de una excitación tanta que nuestras vocas soltaron unos gemidos ensordecidos por el relinchar de nuevo del caballo, ella se movia al compas de mis caderas que penetraban de forma lenta y suave, trataba de cuidarla pero a la vez que mi institnto nos llevara al infinito. Ella se acomodo de nuevo y fue ahí en donde mi sexo la penetro de tal modo que de inmediato  la lleno de placer al igual que se desinivio por completo la deje de cuidar y ella lo permitió fue tanto nuestro descuidar que el orgasmo lo sentí justo en una de las penetraciones mas lentas y suaves, pero en cuanto ella lo noto me tomo por mis glúteos e hizo que entendiera que no dejara de penetrarla ya que estaba por venirse, y asi fue como ella lo logro de nuevo un exquisito orgasmo lleno de amor y felicidad.
La luna nos miraba y las estrellas nos abrigaban, con los canticos de la noche soñábamos en una vida llena de felicidad, el crepúsculo del amanecer estaba próximo y eramos mas felices que cualquiera en el mundo, nos vestimos de inmediato y nos dirijimos al lago para ver el amanecer.
Cecilia- ¡gracias!
Martin- ¿gracias? Por que amor
Cecilia- por venir a buscarme, y porque me has hecho el amor de una forma mmmmm.
Reímos y sentí como mis mejillas se hacían rojas por la vergüenza en esos momentos el sol toco nuestros rostros con los primeros rayos e iluminó el grandioso lugar poco a poco, quería vivir ahí, quería nunca dejarla ir, y así iba a hacer. Este era el momento preciso.
Martin-¿Cecilia, quieres acompañarme por el resto de tus días como mi esposa?
Cecilia- por el resto de mis días y para toda la eternidad amor mío…
Nos dimos otro hermoso beso lleno de amor y cariño, ese día hable con sus padres y les pedí la mano de Cecilia, a lo que ellos contestaron que solo con la condición de que viviéramos ahí junto a ellos ya que tenían muchos años sin estar junto a su hija eso lo acepte ya que también yo quería vivir en ese hermoso lugar.
Los dos regresamos a casa después de ese largo viaje, pero solo a preparar todo para irnos de ahí e ir a vivir a nuestra hermosa Toscana Francesa. Lorenzo accedió y él se fue con nosotros, abrimos una sucursal y se hizo cargo de ella mientras que otros atendían la de New York, así fue como estuvimos felices por un rato.
Si por un rato porque lo que seguía era la más grande boda de el más precioso pueblo y con una de las familias más adineradas que tenia La Toscana Francesa, así es como lo oyen mi esposa era la hija de la más grande familia de ahí y eso me hizo sentirme orgulloso ya que definitivamente era mi inspiración y muchos accionistas estaban dispuestos a invertir en nuestro negocio.
Ella preparo cada detalle de la boda, claro como no era una de las mejores organizadoras de boda, y por supuesto mientras me encargaba del negocio familiar ella lo atendía todo, tan bien nos iba a Lorenzo y a mí que tuvimos 7 inversionistas más que querían abrir oficinas en España, Portugal, Brasil y nosotros más que encantados.
La boda se realizaría 9 meses después de compromiso ya habían pasado 3 y la vida mejoraba. Un día cuando íbamos a España se nos ocurrió pasar a conocer Barcelona una hermosa ciudad llena de colorido y gente bella, ahí tomamos un pequeño crucero que nos llevaría de regreso a La Toscana, cuando estábamos en el barco estaba mortal la vista era algo nuevo e inimaginable estaba junto a la mujer de mi vida tomando un Gin Tonic (bebida) y me sentía el hombre más afortunado del mundo.
En la noche tomamos un pequeño coctel junto a los demás pasajeros y fue de lo más maravilloso, pero era hora de ir a dormir y para esto queríamos disfrutar de el maravilloso camarote que nos toco, tenía una cama amplia y llena de rosas recién cortadas, eso me hizo recordar aquella noche en donde la hice mía por primera vez, llena de naturaleza por doquier. Ella tenía un lindo vestido floreado con tacones que hacían que sus piernas se difuminaran exquisitamente ella se las quito de inmediato y se abalanzo en mis brazos la recibí con los brazos abiertos.
Mis labios la tomaron de inmediato y la saboree como la primera vez o más que esa vez, el calor nos invadía ya que estábamos pasando por un lugar cálido o habían sido mis mas íntimos instintos que hacían que tuviera calor no lo sé pero me dirigí de inmediato hacia el baño que mande preparar para la ocasión.
Estaba lleno de velas aromáticas que invadían cada rincón del mismo y también pétalos de rosa inclusive dentro del jacuzzi ella se sorprendió al ver todo esto y de inmediato vi caer de sus mejillas unas gotas saladas que tome con la punta de mis dedos y seque porque no quería que derramara ninguna ni cuando este yo cerca o lejos porque mi misión en esta vida era hacerla feliz la mujer más feliz del planeta.
Ella me ayudo con los jeans y la playera deportiva que traía, tuve que esperar ya que ella solo traía ese vestido, mis instintos estaban que ardían pero tenía que esperar, así que cuando termino de desvestirme, le baje el vestido muy suavemente y con él las únicas bragas que traía, eso me hizo estremecerme, de repente ella me separo y me tomo la mano nos dirigió de inmediato al jacuzzi que estaba tan delicioso y aromático.
La luna y las estrellas de nuevo se posaban ante nuestro amor y ahora el futuro iba a ser el testigo de un amor verdadero y sin límite…
EL RESTO LO IMAGINAN USTEDES….

ROBERT PATTISON Y KRISTEN STEWART COMPROMETIDOS?

Bien segun la publicacion mas reciente de la revista norteamerica "OK" Rob y Kris se han comprometido en matrimonio, y digo los personajes reales no Edward y Bella....Sinceramente han dicho esta noticia muchas veces, y ninguno de los dos ha dicho nada al respecto, de hecho ni siquiera han confirmado ser pareja en la vida real....


Luego de la disputa en el set de Eclipse en Vancouver, porque se pelearon. Robert Pattinson de 24 y Kristen Stewart de 20 han hecho las paces y se han prometido amor eterno por el resto de sus dias . El tabloide promete que contará como pasaron el cumpleños 24 de Rob y una cronología de su relación sentimental desde que comenzó la saga, es decir, desde Twilight.

TAYLOR LAUTNER PARA LA REVISTA ROLLING STONES

Dedicadas a todas aquellas que pertenecen al "Team Jacob". o "Team Suiza". Les dejo estas impactantes imagenes que Taylor Lautner se realizò para la revista norteamerica Rolling Stones, y que algunas de estas fotografias se mostraran en el Show de Oprah el pasado 13 de mayo.

Disfrutenlas, pero por favor cierren la boca, no vaya a ser que se les meta algun bicho por tenerla abierta......XD. Ahhh si y no olviden respirar!